lunes, 26 de febrero de 2018

Páginas púrpuras para un blues

Hay libros que se leen. Algunos pocos, se sueñan. Este es uno de ellos. 
Por sus páginas desfilan Ma Rainey, Ida Cox, Lucille Bogan, Bessie Smith, Memphis Minnie, o Alberta Hunter, entre otras. Mujeres transgresoras, valientes, reivindicativas y profesionales de la escena; mujeres que trabajaron en carpas de circos, bares, clubes y grandes teatros; compositoras, cantantes, bailarinas y empresarias que vivieron la opulencia y la miseria, que gastaron vidas difíciles, a pesar de lo cual encontraron en la expresión escénica (el baile, la palabra, el gesto, la música) el canal natural para arrojar la belleza con forma de blues.
Su autora, Lola Crespo Rodríguez (historiadora del arte, periodista y performer) investigó sobre las vidas y las obras de algunas de las más destacadas figuras femeninas del primer blues. Luego, se sentó junto al compositor y guitarrista Fau Truijillo para que cada idea arrojara el sonido que querían trasladar, con composiciones propias. Entre ambos construyeron esta hermosa ficción que bebe de la realidad y la supera.
A través del spoken word y de la performance, de las atmósferas que respiran blues y otros registros experimentales (Fau Trujillo, guitarra & Juan Manuel Meléndez, armónica), las Páginas púrpuras para un blues saltan del libro y cobran vida escénica.


Portada del libro (incluye solapa) con collage digital de la artista Isabel Chiara

Presentación: jueves 8 de marzo, a las 20.00h. en el Centro de Documentación de las Artes Escénicas (Sevilla) 
Presentación de Lola Crespo y posterior microconcierto de spoken word, música blues & experimental a cargo de Purple Snake Blues.

"Bienvenidas las luciérnagas que sueñan con el fondo de las trompetas"



lunes, 23 de octubre de 2017

La enseñanza de los bosques

En febrero de este 2017 participé en un Ciclo de "Acciones Artísticas Inclasificables". A él llevé una acción poética y musical con un único mensaje: la defensa de la colectividad y del bien común. Bajo el título, "Apuntes para un bosque", una única metáfora recorría todo el contenido: El amor a los bosques.

La acción duró 30 minutos -una mala elección por mi parte, pues si la hubiera fragmentado en dos sesiones de 15 minutos, la propia acción me hubiera facilitado el manejo del tiempo- y tuvo lugar en un pequeño espacio de la C/ Feria (Sevilla), conocido como la Bicicletería. Pero denso es, también, el tiempo de un bosque. Así que, me encomendé, con poco tiempo para aprenderme los más de 20 poemas que lo cruzaban, a su espesura.

Un techo muy bajo me ayudó a conformar un pequeño bosque, en cuyo centro había quedado un tocón de árbol. Un tocón que, a modo de espejo, pozo o altar, devolvía la respuesta -también hacía preguntas- sobre la actuación del ser humano sobre la tierra. También era eco de sí mismo y, a ratos, del público, multiplicado en el espejo del fondo y en otro que cubría el tronco. Espejo sobre espejo.
Tan importantes eran la palabra como el silencio, la acción o la in-acción.

Al final de la intervención, el bosque nos ofrecía sus ramas (su manera de extender vida) para convertirse y convertirnos en raíz conectada, siguiendo la idea de un artículo de Jordi Soler.

En este vídeo, un collage de fragmentos que rescato, de lo poco que hay grabado, ahora que vuelven a arder los bosques de media España. De frente, el bien común. El otro espejo. El que no especula.




Lo único que nos salva: la vida frente a la no-vida.









lunes, 7 de agosto de 2017

Blues desparramado

A veces, una tiene la suerte de tener amigos que desparraman su arte (y todo lo demás, créanme) por casa. Puse la cámara casi sin ángulo, mientras estos dos artistas maravillosos jugaban, hace unos meses, a disfrutar de este Walkin' Blues. Ahí les tienen:

Miguelito Bueno, artista donde los haya, y Fau Trujillo (Hard Blues).


lunes, 3 de julio de 2017